ALEXIS CARREL

¿Sabes quién fue Alexis Carrel? Un genio, un innovador, un apasionado en todo lo que hacía. Todavía hoy es poco conocido a pesar de su importancia en la historia de la medicina, de hecho, se le considera el padre de la cirugía vascular y de los trasplantes.

Alexis Carrel nació en Lyon, Francia, en el seno de una familia católica en 1873 y se licenció en la facultad de medicina donde por influencia del ambiente de moda «perdió» la fe.

Siendo aun estudiante de medicina, vivió el asesinato del presidente francés Marie François Sadi Carnot, al cual no pudieron salvar ya que el cuchillo le seccionó parcialmente la vena Cava. Los médicos de la época pensaban que los vasos no se podían reparar y por lo tanto murió desangrado a causa de la herida.

Este episodio impresionó mucho a Alexis, y comenzó a preguntarse si se podían suturar y reparar los vasos sanguíneos y desde entonces empezó a investigar la sutura vascular y a practicar con hilos y agujas cada vez más pequeños en el taller de costura más famoso de Lyon.

Siendo aun un médico joven, viajó a Lourdes para acompañar a algunos enfermos al Santuario de Lourdes. Una de sus pacientes, María Bailey, una joven en estado terminal de peritonitis tuberculosas, estaba moribunda. Alexis acompaña a la enferma a tomar las abluciones. Inexplicablemente, 10 minutos después de recibirla, Marie dice estar curada. Carrel se resiste a creerlo, la examina varias veces y finalmente, ante la evidencia, admite que su curación es científicamente inexplicable.

A su vuelta a Lyon sus colegas médicos y profesores piden a Carrel que niegue la curación bajo la amenaza de que si no lo hacía no tendría ningún futuro profesional en Francia. Pero él se mantiene firme, porque no puede negar algo que ha visto, aunque no lo entienda. Por ello tiene que emigrar a Canadá y Estados Unidos. En este último país dirige el laboratorio de la fundación Rockefeller donde sus trabajos le llevan a ganar el premio Nobel en 1912.

Al estallar la segunda Guerra Mundial Vuelve a Francia Y le ofrecen dirigir un hospital de campaña en el frente, pero él prefiere dedicarse a la investigación ya que como médico puede salvar a uno o dos soldados al día, pero en el laboratorio puede investigar una cura para las infecciones que cobran la vida de miles de soldados todos los días. Ideó un antiséptico para combatir la infección de herida profunda, la solución Carrel-Dakin, la cual se sigue usando hoy en día para el tratamiento de los quemados.

Siendo ya un científico de fama mundial, Carrel sigue inquieto buscando respuestas a las grandes preguntas. Cerca del final de su vida, conoce a un santo abate con el que tiene conversaciones y frecuentes paseos en su residencia en la bretaña y gracias a él se convierte en un ferviente católico. A partir de ese momento defenderá la Fe, frente al ateísmo científico del que él formó parte, hasta su muerte. Sus últimos libros dan constancia de esta conversión.

En este texto voy a explicar la leyenda negra que hay sobre la iglesia, concretamente en Hispanoamérica. Hay mucho inculto por el mundo y lastimosamente sus ideas se expanden rápidamente y la gente se las cree muy fácilmente. Esto se puede ver en cómo la gente dice que es la culpa de la Iglesia y de España de que las lenguas de los indígenas no se hablen tanto y no sea su idioma oficial.

Pero esto es una gran mentira, cuando en verdad estas lenguas no se han perdido a lo largo de la historia por una cosa: La Iglesia. Si, los responsables de que se hable y este escrito estos idiomas es gracias a las órdenes religiosas. La gente cree que nada más descubrir América los españoles fueron e implantaron sus semillas culturales como su idioma. Pero en verdad las órdenes religiosas que fueron a estas tierras peligrosas, se esforzaron en aprender estos dialectos que no tenían forma escrita, y los escribieron. Y además se lo enseñaron a los propios indígenas como escribirlo, leerlo etc. Y esto lo dice el famoso historiador Arnold Toynbee, que no era catolico entonces se pueden descartar sospechas. Dice así: “Los misioneros en todo el imperio español en lugar de pretender y esperar que los nativos aprendieran el castellano, empezaron a estudiar la lenguas indígenas” -Leyendas Negras de la Iglesia, Vittorio Messori, pág 72.

Y en el caso de que estas lenguas no sean habladas tanto y no sean oficiales en su país no es por culpa de España. Si no de la revolución francesa, más bien de sus ideas. Cuando las colonias se independizan, son “iluminadas” por las ideas de los revolucionarios franceses y empiezan un plan sistemático para la extirpación de las lenguas locales. Ya que eran incompatibles con la unidad estatal y la uniformidad administrativa. Y se veía como parte del Ancien Régime (Antiguo régimen) al que tanto odiaban y se oponen. Fueron responsables los gobernantes (inspirados en los revolucionarios franceses) de estas nuevas repúblicas que lucharon contra estas lenguas para reforzar la lengua castellana y suprimir las otras. Y quitaron todas las protecciones a estos idiomas y además excluyeron a aquellos que no hablaban el español. Y en el ejército y las escuelas se inforzo el español.

En conclusión se puede ver que el imperialismo español fue el que respetó estos nuevos dialectos y ayudó a su expansión, mejoría, y sobrevivencia históricamente. Y el causador de que se redujese fueron los “iluminados afrancesados”. Y tambien que no hubo ningun genocidio cultural. Ya que hoy en día en Paraguay en las escuelas hay una materia que se dedica a enseñar en Guaraní. Lengua conservada gracias a las ordenes religiosas.